Header

Navegación y Trekking por el Glaciar Perito Moreno, Almuerzo en “Los Notros”, Cena en “La Posta”

01/11/2005 | 5to. día - El Calafate

Desde El Calafate emprendimos el camino de 85 Km hacia elParque Nacional Los Glaciares.  El  “Glaciar Perito Moreno”,  imponente masa de hielo interminable,  Patrimonio Mundial de la Humanidad, es un espectáculo que nadie se quería perder. 

Al llegar nos dirigimos al sector de pasarelas con su circuito de tres niveles, un excelente lugar para contemplar la belleza impresionante del glaciar y su entorno.  Su frente de más de 5 Km, impacta. 
Por momentos apacible, inmóvil, congelando la atmósfera y el tiempo con el sonido del silencio. Sonido que sólo se interrumpe cuando inmensos bloques de hielo se desprenden y caen, produciendo un estruendo profundo y estremecedor. Y uno se queda ahí, apoyado en la baranda, a la espera de un nuevo desprendimiento, atrapado ante tanta majestuosidad que sobrecoge.

Almorzamos en la “Hostería Los Notros”, con su ubicación privilegiada frente al Glaciar Perito Moreno. Un menú de cocina autóctona fue precedido por tablas de ahumados, terrinas y patés caseros, quesos de cabra y hongos silvestres de los bosques patagónicos. De postre crème brulée con lavandas que rodean la hostería. 

El “Safari Náutico” nos esperaba. Llegamos al puertito ubicado en la bahía “Bajo de las Sombras”, para abordar el “Yagán” y navegar el Lago Rico hasta el Canal de los Témpanos. Allí el barco se ubicó a una distancia prudencial de la pared del glaciar, recorriéndola en toda su extensión y permitiendo avistar los desprendimientos que se producen en su pared de unos 70 m de altura. 
Los más osados optaron por el “Minitrekking”. Con guías especializados cruzaron el Brazo Rico hasta la margen sur del glaciar para luego, a través de una senda costera, llegar a un refugio donde se colocan los grampones, indispensables para poder caminar sobre el hielo. Y así comenzaron la experiencia indescriptible e inolvidable de ascender al glaciar, entre grietas azules, sumideros y pequeñas lagunas. 

La cena se realizó en “La Posta”, el restaurant dela Posada Los Álamos. Antes de entrar, nos detuvimos ante el espectáculo de los magros corderos patagónicos, tan afamados por su sabor, asándose a fuego lento en sus estacas. Nos recibió su propietario, Mario Guatti, y el chefMariano Karlen, que ofreció un menú de cocina regional:

Empanada de Lomo cortado a cuchillo

Cordero Patagónico al asador

Quesillo con Frutos en almíbar

 

Alberto “Pato” Suárez Anzorena explicó los secretos de la cocina patagónica, y luego de felicitar y agradecer a Mario por su hospitalidad, vuelta al hotel, para un merecido descanso luego de una jornada agotadora.

“Mardi 1er novembre, nous prenons le bus pour nous diriger vers le glacier “Perito Moreno”. Si la nuance bleutée est magique, elle n’est due qu’à un effet d’optique. Nous sommes fascinés par cet immense bloc à la surface inégale qui, à intervalles presque réguliers, cède par endroits avec un bruit d’avalanche. Ce phénomène est dû à un glissement de terrain et non à une fonte de glace due au printemps. Nous empruntons des passarelles verticales et latérales pour descendre le plus possible au niveau du glacier. Quelques nouveaux candidates au trekking essuient une grosse déception. Faute de s’être inscrits dans les délais requis, ils n’ont pas de places.

Le déjeuner a lieu dans le charmant restaurant de l’hôtel “Los Notros”, avec une vue imprenable sur le glacier. Le menu est particulièrement raffiné et la décoration des plats est très belle. Promenade en bateau sur le Lago Argentino pour ceux qui ne se sont pas inscrits au minitrekking.

Retour à l’hotel, les fanas de shopping se rendent plus tôt en ville, les boutiques sont en bois et rustiques. La marchandise artisanale est très attrayante. Le dînner a lieu à “La Posta”. Barbecue de viandes en plat principal. Le jeune propiétaire raconte que le roi et la reine d’Espagne ont dîné dans son restaurant.” Line Chaoui.

Galería de fotos