Header

Fundador del mejor restaurant del mundo asesora a Bolivia para revolucionar su cocina

12/10/2012 |


Se trata del chef danés Claus Meyer, cofundador del “Noma” de Copenhague. Considera que el potencial de la cocina boliviana es único y que en 10 años podría estar al mismo nivel que la peruana.

Que algo muy profundo está sucediendo con la cocina sudamericana desde hace varios años ya no sorprende a nadie. Tras el boom mundial de la gastronomía peruana, llevado de la mano del muy mediático chef Gastón Acurio, cada país se puso manos a la obra para poner en valor su gran diversidad, tanto desde el punto de vista biológico (es decir de los ingredientes originales que la geografía brinda respecto del resto del mundo) como cultural, recuperando buena parte del acervo de los pueblos originarios.

En el caso de Bolivia, esta renovación llega de la mano de un padrido de lujo: el chef danés Claus Meyer, cofundador junto con René Redzepi del célebre restaurant “Noma”, de Copenhague, elegido por segundo año consecutivo como el mejor del mundo por la publicación especializada “Restaurant Magazine”.

Para Meyer, quien desde hace dos años impulsa un movimiento para revolucionar la gastronomía boliviana, la diversidad biológica del país es una de las mayores del mundo, lo que para cualquier chef es un “cofre del tesoro” que debe ser abierto para dar ese salto gastronómico.

Según el danés, la cocina boliviana podría estar a la par de la peruana en 10 años si se avanza con un proceso de desarrollo similar al que se dio en Perú. “En mi opinión, la cocina boliviana tiene todos los requisitos para ser un día considerada entre las más admirables del mundo”, afirmó Meyer y propuso que toda la clase política, empresarial e intelectual boliviana esté consustanciada en pos de alcanzar este objetivo.

Los primeros pasos acaban de ser dados. Se abrió una escuela de chefs en La Paz para jóvenes de bajos recursos y se acaba de inaugurar el Primer Encuentro Gastronómico “Tambo 2012” para fomentar la toma de conciencia del enorme potencial de la gastronomía local entre los bolivianos.