Header

La AAG, presente en San Juan junto a Cheval des Andes

25/04/2012 |


Miembros de la Academia Argentina de Gastronomía participaron del evento de Cheval des Andes en Barreal, que incluyó un partido de polo, degustación vertical de diferentes añadas y cocina de primer nivel.

La Academia Argentina de Gastronomía (AAG) estuvo presente en el evento de Cheval des Andes, que se celebró este año en un espectacular escenario: la Pampa del Leoncito, a 30 km. de Barreal, un oasis enclavado a los pies de los Andes, en la Provincia de San Juan, cuyas construcciones de adobe y su única calle remiten a un pasado colonial.

Cheval des Andes, resultado de la fusión entre las bodegas Cheval Blanc de Francia y Terrazas de los Andes, fue el organizador de este encuentro que incluyó un partido de polo en un marco único como el de Pampa del Leoncito. El lugar, que hace muchísimos años fuera una cuenca lacustre, es hoy una seca planicie de 14 km. de largo por 5 de ancho, de un color blanco radiante, de suelo liso y arcilloso.

Participaron de la aventura la presidenta de la AAG, María Podestá, junto a otros miembros de la Academia como Lucy Pujals de Pescarmona, Patricio Kelly, Pablo Sánchez Elía, Ignacio Gutiérrez Zaldívar, Enrique Duhau y Ramiro Otaño, además de directivos de Terrazas de los Andes y Cheval des Andes, figuras de renombre y periodistas de todo el mundo.

El evento comenzó a la noche con una comida en la espléndida posada “Paso de los Patos” de Barreal. En el patio de la misma, bajo un cielo estrellado y nítido, los esperó un exquisito menú creado por el chef de Cheval des Andes, Marcos Zabaleta, acompañado por una cata vertical de Cheval des Andes de los años 1999, 2002, 2004 y 2007. La inauguración oficial del evento fue realizada por el Chief Winemaker de la bodega, Nicolás Audebert, quien dio un cálido discurso de bienvenida.

A la mañana siguiente, la Pampa del Leoncito, a 30 km. de Barreal, fue el sitio elegido para el acontecimiento deportivo. El equipo organizador de Cheval des Andes supo aprovechar al máximo las características extraordinarias del lugar. Montaron un despliegue sin par, formado por una improvisada cancha de polo, dos carpas beduinas con cómodos sillones y sitios de reunión, un horno de adobe y varios livings acomodados a lo largo del espacio que conformaron un campamento singular con la Cordillera de los Andes y el Cerro Mercedario, el pico más elevado de San Juan, de fondo.

A media mañana se dio comienzo al evento principal: el partido de polo que se desarrolló en cuatro chukkers. Entre los centauros se encontraban el mismo Audebert y los hermanos Bernal, mientras que entre el público, además de los citados, estaban los directivos de la empresa, Pierre Lurton (Presidente de Cheval des Andes y Cheval Blanc), Xavier Ybarguengoitia (Presidente de Möet-Hennessy Estate & Wines) y Hervé Birnie-Scott (Director de Chandon Argentina) y Andrés Porcel, dueño del restaurant Chila.

El retrato más fiel, sin embargo, fue tomado por un helicóptero que sobrevoló la cancha y filmó cada una de las jugadas. Una vez terminado el partido, con un amistoso resultado de 4-4, llegó la hora del almuerzo. Nuevamente se destacó el chef, que para la ocasión preparó gazpacho, pasteles fritos de quesos al disco y mollejas a la parrilla y miel de lavandas sobre ensalada criolla frutada. Todo regado desde el inicio con champagne Dom Pérignon y posteriormente con la última cosecha Cheval des Andes 2007.

Promediando la tarde, el campamento comenzó a levantarse y cada uno de los presentes volvió a su vehículo para partir rumbo a Mendoza. ¿El motivo? Cerrar el evento con una grata comida en el espectacular Vine Loft de Cheval des Andes, emplazado en el corazón de Vistalba.