Header

La Bourgogne en Vistalba: una cocina de excelencia al pie de los viñedos

02/05/2012 | Vistalba, Luján de Cuyo, Mendoza


El restaurant del célebre chef Jean-Paul Bondoux, ubicado dentro de la Bodega Vistalba, ofrece un menú donde resaltan los ingredientes locales. Fue elegido mejor restaurant en bodega por “The Great Wine Capitals” en 2005.

Desde que comenzó el auge del turismo vinícola en la Argentina, y más precisamente en Mendoza, las alternativas de Rutas del Vino se han ido sofisticando y diversificando, en la medida en que más bodegas se disponían a recibir visitantes y mostrar sus instalaciones. Algunas apostaron, aparte de la habitual recorrida por viñedos y degustaciones in situ, a brindar alojamiento o a ofrecer la posibilidad de almorzar en la misma bodega. Pero a pesar de la oferta variada, hay una parada que es obligada y que ya se volvió tradicional entre las opciones a visitar: el restaurant La Bourgogne, ubicado dentro de la Bodega Vistalba, en Luján de Cuyo.

Con el sello que caracteriza a los restaurants del célebre chef francés Jean-Paul Bondoux (en el Hotel Alvear de Buenos Aires y en Punta del Este), únicos “Relais Gourmand” de América del Sur, La Bourgogne en Vistalba se hizo acreedor en el año 2005 al premio “Mejor Restaurant en Bodega”, otorgado por “The Great Wine Capitals”, red que nuclea a las ocho mayores ciudades del mundo relacionadas íntimamente con el vino, tanto desde el punto de vista económico como cultural.

El restaurant está emplazado dentro de las instalaciones de la bodega, propiedad de Carlos Pulenta, rodeado por la Cordillera de los Andes de un lado y los viñedos por el otro, junto a la Posada y la tienda con productos premium, donde se pueden adquirir sus aceites y vinos como las líneas Tomero o Corte A, B y C.

La Bourgogne en Vistalba, fundada en el año 2005, se caracteriza por una cocina de estilo francés típica de la región de Borgoña, de donde es originario Bondoux, adaptada a los ingredientes locales tales como las carnes de exportación (de vaca, cordero y chivito) y los pescados frescos, junto con las frutas y verduras de estación, todo maridado con los vinos de la bodega.

Los fuegos están a cargo de Sebastián Ingallina y el restaurant está abierto de martes a sábado solo al mediodía. “El público es generalmente extranjero, no tanto mendocino porque no es de asistir en días de semana al mediodía, sino que va a almorzar a su casa”, explica Francisco Orlando, Gerente Comercial de Vistalba, quien agrega que “con una capacidad de 40 cubiertos, la decoración del restaurant es moderna y se ambienta de acuerdo a la época y las estaciones del año”.

El objetivo del restaurant es ofrecer un menú con un fuerte acento en los sabores y aromas de la tierra mendocina, preparados de una manera más rústica y natural para que los visitantes puedan apreciar la cocina regional dentro de un ambiente sofisticado y exclusivo, a pocos minutos de la ciudad de Mendoza y dentro del circuito tradicional de bodegas a recorrer.

Foto gentileza Bodega Vistalba