Header

“Les Macarons de Paris”, en Buenos Aires

24/05/2012 |

¿Quién elabora algunos de los mejores macarons que se pueden comer por estas latitudes?

¿Qué golosina se puede regalar cuando uno va de visita? Hoy en día pocas cosas son mejores que los macarons. En Buenos Aires, una de las mejores reposteras de este tipo de productos es Agustina Moreno, una licenciada en comunicación de la UCA que luego de un viaje a Paris hizo un vuelco en su carrera y decidió dedicarse a este negocio. Hoy en día, su casa “Les Macarons de Paris”, produce los que quizás sean los mejores macarons de esta ciudad.

Los macarons tienen su origen remoto en Italia; originariamente eran una mezcla de almendras, azúcar y clara de huevo, crujiente por fuera y esponjoso por dentro. Durante el Renacimiento estos dulces pasaron a Francia, pero no fue hasta 1930 que Pierre Desfontaines, nieto del famoso repostero Louis-Ernest Ladurée, tuvo la idea de rellenar dos tapas de macarons con deliciosas ganaches. Actualmente la casa Ladurée, de donde Agustina se inspiró, vende unas 15.000 unidades por día.

Les Macarons de Paris” produce distintos sabores, entre los que se destacan los de limón, pistacho, chocolate blanco, arándanos, café, coco, dulce de leche, vainilla, frutillas y naranja.

Cuando se le preguntó a Agustina el por qué del suceso de estas golosinas, ella respondió: “porque están de moda, son vistosos y gustan mucho. Además, si se trata de hacer un regalo son mucho más originales que la típica caja de bombones”.

Su local queda en Seguí 3545. Abre de lunes a sábados de 9 a 20hs.