Header

Neuquén ahora ofrece chivitos con calidad D.O.C.

19/04/2012 |


En una nueva forma de promocionar el turismo de alta gama, la región Norte de la provincia impulsa el consumo de su producto emblema.

En un mercado turístico que se va sofisticando cada vez más, la Argentina sale a ofrecer nuevas alternativas para ampliar su oferta turística Premium.

Es así que la Provincia de Neuquén decidió impulsar la comercialización de uno de sus productos emblemáticos, el chivito del Norte neuquino, al que le fue otorgada la Denominación de Origen Controlada (D.O.C.), todo un sello de calidad que avala que un alimento ha sido elaborado en una región determinada bajo las mismas técnicas de producción que se vienen respetando por generaciones, libres de pesticidas o agregados químicos y bajo el control estricto de un organismo público a cargo de su fiscalización.

Es un producto único en el mundo por la forma en que se cría y se elabora. Conseguir una D.O.C. nos da un valor agregado distintivo de otros productos con similares características”, afirmó Rolando Figueroa, intendente de Chos Malal, la ciudad más importante de la región y que viene impulsando esta Denominación de Origen desde su aprobación en el año 2006.

Para el funcionario, la promoción de este producto gourmet en la Argentina y el exterior es uno de los pilares fundamentales para que más turistas conozcan el Norte neuquino, que se caracteriza por poseer paisajes de una belleza natural todavía en estado virgen. “Nos va a permitir desarrollar el turismo y la gastronomía con un sello distintivo. Sabemos que no sólo se van a buscar los chivitos con D.O.C. en distintos lugares para adquirirlos en la góndola de un supermercado, sino que también queremos que vengan a conocer nuestra cultura y nuestra gastronomía para que recorran la región y así se incentive el turismo”, sostuvo Figueroa.

Los chivos que se venden bajo la certificación D.O.C. son criados en la región bajo estrictas normas de control que garantizan que no se ha utilizado medicación ni alimentación suplementaria, que comen solamente pasturas naturales y beben agua de la Cordillera, que son trasladados para la veranada a los campos de las zonas altas cordilleranas y que se siguen criando de la misma manera desde hace más de un siglo.

Asimismo, existe un Consejo Regulador de la Denominación de Origen formado por criadores de la zona que cuidan que no se degenere el producto y que se respeten los protocolos establecidos para la crianza de los chivos.

Aquellos animales que son comercializados bajo la D.O.C. se clasifican en dos categorías:

  • Chivito mamón: desde que nace hasta los 6 kilos, se cría solamente con la leche de la madre y su carne es la más tierna.
  • Chivito de veranada: entre 7 y 10 kilos, cuando llega el verano es trasladado mediante arreos a la Alta Cordillera, donde comienza a comer pasto. Su carne es un poco más firme que la del mamón.

Los animales son seleccionados en el frigorífico municipal de Chos Malal, encargado de controlar su calidad y de prepararlos para su comercialización. Por ahora, el chivito D.O.C. se está distribuyendo en restaurantes de zonas turísticas como San Martín de los Andes y en algunos supermercados neuquinos. Pero el objetivo es abastecer a los grandes hipermercados de Buenos Aires, comenzar a explorar mercados para la exportación y utilizar el atractivo de esta carne Premium para seguir impulsando el turismo hacia la zona.

Foto gentileza Municipalidad de Chos Malal